Trajinarte nació en octubre de 2017 en Murcia después de mucho trabajo e infinitas pruebas y errores que dieron como resultado nuestra primera colección de "frutilámparas".

 

Al frente de la marca está María que trabaja de una manera tranquila pero sin pausa. Le inspira todo aquello que le rodea, siendo este proyecto un vínculo de identificación cultural con su propia tierra y la naturaleza.

Todas las piezas poseen un carácter especial que las hace únicas, llevando consigo un pedacito de María, a las que les da un toque personal haciendo de las imperfecciones una forma de expresión y belleza. 

 

Todas nuestras lámparas están realizadas en arcilla, que es un material idóneo para el cultivo de plantas... y en definitiva para el cultivo de nuestras frutas, que están plantadas con el amor más absoluto.  

 

El proceso de creación es cuidado desde el principio hasta el final, poniendo mucho mimo y cariño en todos los detalles, respetándose los tiempos y siguiendo criterios éticos, siendo nuestros productos pequeñas obras de arte que convertirán espacios en lugares únicos llenándolos de vida y color.

 

Por último, ¿por qué frutas?

La naturaleza es muy inspiradora: nos ofrece color, texturas y formas infinitas. Todas estas características las encontramos en las frutas, que son además un motivo muy alegre cargado de vitaminas.